Estudio “Ociotipos”¿Qué grupos se conforman y qué los distingue?

Posted on Actualizado enn

ocio.jpg

Jaime Gatica
Jaime Gatica C., Director de Investigación y Tendencias, Visión Humana

El ocio nos habla del descanso, disfrute, cese o interrupción del trabajo u obligaciones diarias, este es cada vez menos percibido entre los chilenos/as. De acuerdo a datos del Chilescopio, durante los últimos tres años, los chilenos/as manifiestan menos tiempo libre en sus vidas diarias, después de sus quehaceres cotidianos. Desde el 2014 al 2016, el % de chilenos/as que indica que percibe tiempo libre “A menudo y Muy a menudo” ha bajado de un 39% a un 32%. Revisa qué tipo de grupos se conforman y qué los distingue entre ellos.

Algunos datos

El estudio “Ociotipos” lo generamos en base a un análisis de segmentación estadístico con las variables de preferencia de ocios y frecuencia de actividades de tiempo libre presentes en el estudio Chilescopio 2016.

ociotipos

Es así que se conforman 5 grupos:

  • Activo: Presta un gran interés en diferentes temas de ocio y además con frecuencia asiste a distintas actividades de tiempo libre.
  • Tecnológico: Centra sus actividades de tiempo libre en aparatos y medios modernos, como mayor uso de redes sociales, internet, y tiene interés en la tecnología y computación.
  • Cultural – Social: Es un grupo que tiene más interés en aspectos culturales, sociales y espirituales. Como la lectura de libros, medioambiente, ecología y rezar. Acostumbra a realizar frecuentemente actividades como leer diarios, revistas y libros.
  • Hogareño: Demuestra interés en aquellos temas relacionados al mejoramiento del hogar o cocinar como hobby, y totalmente desinteresado/a de lo tecnológico. Sus actividades frecuentes son escuchar la radio, y jardinear en el hogar.
  • Tradicional: Realiza con mayor frecuencia actividades relacionadas a medios más tradicionales y particularmente con la TV, como presenciar o mirar deportes, y ver películas o series por TV. Además tiene interés en el cuidado personal y en las finanzas, economía.

PARA MAYOR INFORMACIÓN DEL ESTUDIO:

En casa de herrero, no puede haber cuchillo de palo

Posted on Actualizado enn

work

daniel_radar
Daniel Rodríguez D., Director de Investigación y Tendencias, Visión Humana

La generación actual tiene una característica muy particular que se diferencia de las anteriores, y que quizás, es una de las pocas que se pueden extrapolar, de aquel termino norteamericano tan de moda, “millenial”, que no es más que un intento por tipificar a un grupo de individuos asociados a un momento histórico bien definido de USA; dicha característica es la búsqueda de la satisfacción personal por sobre la laboral. Más que un buen salario, buscan una buena experiencia en el trabajo: crecimiento profesional, tiempo flexible, buen ambiente, conveniencia, etc.

¿Y no es eso lo que las empresas, instituciones y marcas quieren ofrecer a sus clientes? ¿Experiencias inolvidables?

Como dice el refrán: “el ejemplo empieza por casa”; si quieres que tu cliente tenga una buena experiencia, tienes que asegurarte de que tus trabajadores tengan una buena experiencia también. No importa cuánto tiempo se haya invertido en conocer las aspiraciones, demandas y expectativas de tus clientes y consumidores, sino inviertes la misma calidad de tiempo en tus propios trabajadores; ellos notarán esto y se reflejará en su desempeño.

No se puede desligar la experiencia del trabajador de la del cliente; implementar una propuesta de valor, implica también arrojar una mirada introspectiva para conocer las aspiraciones, expectativas, demandas y estilos de vida de tus propios empleados. El no alinear la experiencia interna (identidad, clima y cultura organizacional) con la externa (experiencia y viaje del usuario) puede dejar inerte cualquier propuesta de valor; El trabajador tiene que tener la certeza de la experiencia que su empresa o institución ofrece, para que le encuentra sentido a la misión, visión y objetivos de la misma, de lo contrario no podrá trasmitir algo en lo que no cree.

El principal capital que tiene una organización es el humano, y en un contexto donde se está redescrubriendo la dimensionalidad relacional de los vínculos que establecen los consumidores y clientes con su entorno (Chilescopio 2016 y ADN Tendencias 2016), no solo es poco estratégico, sino negligente, el hacer de lado la participación e inclusión de los trabajadores en el diseño, renovación o lanzamiento de una propuesta de valor.

Es por eso que en casa de herrero no puede haber cuchillo de palo, si quieres generar una experiencia inolvidable para tus clientes y consumidores, tienes que generarla también para tus empleados.

En Visión Humana somos expertos en crear valor no solo para tus productos y servicios, sino para tu estructura organizacional; a través de nuestro conocimiento de la cultura chilena, te ayudamos a conseguir está importante alineación estratégica.

CONTACTOS PARA MAYOR INFORMACIÓN

Estudio “Conociendo a los compradores chilenos/as” ¿Qué tipo de grupos podemos detectar según la actitud de compra?

Posted on Actualizado enn

Jaime Gatica
Jaime Gatica C., Director de Investigación y Tendencias, Visión Humana

En base a un análisis de segmentación de la actitud de compra y rasgos de marcas valorados por los chilenos/as es que se generan 5 tipos de grupos. ¿Quieres saber qué los distingue?

El estudio “Conociendo a los Compradores Chilenos” te permitirá reconocer los tipos de compradores que existen en el mercado chileno y la forma que tienen de relacionarse con los productos, marcas y formato de compra.

Como método generamos un análisis de segmentación estadístico en base a variables presentes en el estudio Chilescopio 2016 que expresan la relación actual que tienen los chilenos con la compra. Por ejemplo, el grado de acuerdo que tienen las personas ante preguntas como “acostumbro a premiarme de vez en cuando comprándome algo” o “antes de comprar, siempre cotizo y comparo precios”.

En base a lo anterior se obtuvieron cuatro tipologías de compradores chilenos:

  • Consumidor Economicista
  • Consumidor Tradicional
  • Consumidor Hedonísta
  • Consumidor Exclusivo
  • Consumidor Consciente

tabla

Para mayor información puedes visitar el brochure del estudio y ponerte en contacto con: 

Señor, Líbranos de culpa…

Posted on Actualizado enn

daniel_radar
Daniel Rodríguez, Director de Investigación y Tendencias, Visión Humana

Daniel Rodríguez D., Director de Investigación y Tendencias, Visión Humana

Vivimos en tiempos de escépticos y desconfiados…

Pero el escepticismo y la desconfianza son solo el reflejo de un trauma; algo que los individuos experimentan y no quieren volver a pasar por ello. En el Chile del 2016, esto se refleja en los vínculos que están estableciendo los chilenos con sus instituciones tanto públicas como privadas. La sociedad chilena comienza a demandar cambios en la estructura de las relaciones que se dan tanto desde el gobierno como desde las empresas y corporaciones, esta demanda no es más que la necesidad de volver a creer y volver a confiar.

cartel

De acuerdo a Chilescopio 2016, un 75% de los chilenos creen que a las empresas solo les interesa ganar dinero, y solo un 17% confía en las empresas del país.

Sin embargo, un 67% de los encuestados está de acuerdo con que las empresas son indispensables para el bienestar y desarrollo de la sociedad chilena.

Los clientes y consumidores no quieren volver a pasar por el trauma que los volvió escépticos y desconfiados anteriormente, quieren que el vínculo que se establezca sea una reafirmación de sus valores y sus creencias (estilos de vida); pero más importante, quieren estar seguros de poder consumir libres de culpa.

Hay quién argumentará, desde la frialdad y racionalidad de los números, que el castigo popular hacia una marca es de carácter transitorio, y que, por mera conveniencia, después de “expiada” la culpa, los consumidores y clientes volverán.

Sin embargo, la tendencia hace pensar que estos castigos cada vez serán más severos y más consecuentes, y un ejemplo de eso, es como actualmente la opinión publica en Chile castiga a justos por pecadores: ya no se va contra una marca en particular, sino contra la categoría en general.

En este contexto hay dos formas de capitalizar dicha tendencia:

  • El surgimiento de marcas alternativas: Cuya fortaleza no es la oferta sino el valor agregado (la liberación de la culpa para que el consumidor o cliente consuma sin pecar)
  • Reconocimiento del compromiso de las marcas consolidadas: Que purifican su imagen para conseguir generar una oferta que no entre en conflicto con el estilo de vida de sus consumidores o clientes (Expiando la culpa por pecados pasados)

Para esto, hay que conectar con los segmentos consolidados y emergentes más allá de saber cuántos son; hay que saber quiénes son, qué les preocupa, cuáles son sus miedos y cuáles son sus traumas, para poder ayudarlos a expiar sus culpas. Para esto en Visión Humana ponemos a disposición nuestra experticia en el área de la investigación cualitativa aplicada, ganando una comprensión antropológica, social y psicológica de los chilenos y su relación con el entorno.

Para mayor información puedes escribirme: Daniel Rodríguez, Director de Investigaciones y Tendencias en Visión Humana. Contacto: fono: (562)226651551, mail: drodriguez@visionhumana.cl

Tendencia: Economía colaborativa en Chile: revisitando el concepto de comunidad

Posted on Actualizado enn

f360cb0f-f61d-490a-92b7-9f07a5ec1499

pame_bn_ch
Pamela Arluciaga Directora de Investigaciones y Tendencias Visión Humana

“El éxito de este modelo en el país radica en la formación de comunidades. “Hay una mayor disposición a hacer cosas en conjunto y, además, cuando uno colabora la torta crece para todos. La economía colaborativa es más justa y menos egoísta, con este modelo ganan más personas.”

Felipe Contreras, socio fundador de Gulliver, La Tercera, 16.06.2016

La democratización de los roles económicos tradicionalmente asociados a organizaciones o instituciones formales, ha sido impulsada de manera decisiva por la masificación de las herramientas tecnológicas: gracias al uso de internet, hoy en día cualquier persona puede ser comprador, proveedor o inversionista.

Además del aprovechamiento de las herramientas tecnológicas y de su lógica horizontal (entre pares), una de las particularidades más inspiradoras de la economía colaborativa es que su éxito se sustenta en las relaciones de confianza que se establecen entre las personas.

Las diversas expresiones de la economía colaborativa se pueden entender asociadas a:

  • Mercados de redistribución: relacionados a cualquiera de las “5 R”: reducir, reutilizar, reciclar, reparar y redistribuir. Esta modalidad cuenta con inspiradoras iniciativas formales en nuestro país, como Green Glass y muchas otras que se instalan en redes sociales para ofrecer toda clase de artículos.
  • Estilos de vida colaborativos: consistentes en compartir recursos como dinero, habilidades o tiempo, como las plataformas de crowdfunding Políglota, Cumplo y 2bleImpacto, esta última con foco en la economía social.
  • Sistemas de servicio de productos: implican reemplazar la propiedad de un artículo, por la “compra” de la experiencia de usarlo mediante arriendo o intercambio, como la conocida plataforma Airbnb para arriendo o intercambio de alojamiento, con expresiones similares de origen local.

Conceptualizada por sus promotores y pioneros como una suerte de revolución, lo cierto es que hoy se alza como una tendencia con potencial suficiente para cambiar definitiva y radicalmente la forma como entendemos tanto el consumo como el trabajo.

¿Y qué pueden hacer las empresas y marcas “tradicionales” al respecto?

Un buen ejemplo de afinidad con esta tendencia es la marca Chivas, con su campaña Win the right way asociada a los Chivas Talks -eventos para compartir experiencias de negocios en torno a los nuevos valores: la colaboración, el bienestar, la solidaridad y la autogestión.

Chivas parece haber entendido el mensaje entre líneas: hay toda una generación de jóvenes (y no tan jóvenes) buscando innovar, construir comunidad, inspirarse e inspirar a otros a través de su trabajo.

Para ayudar a otras empresas a enfocar sus esfuerzos de cambio haciendo sentido a consumidores, colaboradores y clientes, Visión Humana realiza cada año una profunda revisión de las tendencias emergentes a través del estudio ADN del Consumidor Chileno: próximamente versión 2017. Para más información del estudio puedes escribir a parluciaga@visionhumana.cl

Qué empresa quiere nuestra sociedad

Posted on Actualizado enn

pato_blog
Patricio Polizzi, Director General, Visión Humana

Queremos compartir o reforzar las principales conclusiones del reciente estudio La Empresa que Queremos, desarrollado por Visión Humana y la fundación Empresas Conscientes, cuyo objetivo fue comprender las percepciones y nuevas expectativas que los consumidores y la sociedad chilena en general expresan hacia las empresas del país:

  • El vínculo de los chilenos con las empresas es instrumental, al simbolizar principalmente trabajo e ingresos económicos. La crítica y la desconfianza son sólo un ingrediente más.
  • Las empresas son consideradas actores relevantes para el bienestar y desarrollo de la sociedad por la mayoría de los chilenos, lo que implica importantes expectativas de contribución y de buenas prácticas.
  • El foco de las empresas debería estar puesto en sus grupos de interés más esenciales, que son los trabajadores en primer lugar, los clientes y los accionistas.
  • Las características que debería tener una empresa ideal para los chilenos son que sea confiable, relacional, rentable e innovadora.
  • Crecer y ser rentable es un objetivo reconocido en las empresas, en la medida que se traduzca en valor compartido para su trabajadores y clientes, se cumpla la ley y se contribuya al desarrollo del entorno en el que se está inserto.
  • Existe una visión heterogénea respecto del nivel de contribución al bien común que desarrollan las empresas del país.
  • Son cinco las áreas en que se espera que las empresas realicen contribuciones al bien común: salud, educación, seguridad, cuidado medioambiental y desarrollo económico.
  • Los sectores posicionados con mayor contribución al bien común, lo hacen desde la misión del giro que desarrollan, mientras que los sectores peor posicionados lo hacen desde la percepción de malas prácticas con sus clientes, la comunidad o el medioambiente.
  • No hay marcas o empresas específicas que destaquen en su posicionamiento de contribución al bien común: las marcas más mencionadas sólo alcanzan un 7% de mención, lo que representa una gran oportunidad de diferenciación.
  • El reconocimiento que los chilenos están dispuestos a entregar por la contribución al bien común de una empresa no es de naturaleza monetaria, sino que relacional: el premio que se estaría dispuesto a entregar es recomendación y preferencia más que pagar más.
  • Los rubros que se perciben más dañinos con el medioambiente son el industrial y las centrales eléctricas. Y le siguen los sectores forestales, mineros y transporte.
  • Sin embargo, como se observa en la mayoría de los resultados de esta investigación, éstos tienden a variar de manera importante si son referidos a las distintas zonas geográficas del país, más que desde las variables socioeconómicas de los entrevistados (tales como sexo, edad y género).
  • Esto último, nos habla de la necesidad de abordar la evaluación y desarrollo de empresas más conscientes y vinculadas al bien común, de acuerdo a la zona geográfica involucrada.

 

graficoec

Más información al respecto la puede encontrar en el informe público estudio “La empresa que Queremos” publicado en sección estudios de www.visionhumana.cl o bien escribir a jgatica@visionhumana.cl. El informe completo de este estudio se encuentra a la venta.

Estudio Consumidor Consciente ¿Qué tipo de grupos podemos detectar según la actitud de compra?

Posted on Actualizado enn

Jaime Gatica
Jaime Gatica, Analista Visión Humana

Según nuestro estudio de segmentación en base a la actitud de compra de los chilenos/as, es que detectamos cuatro grupos al momento de vincularse con la compra. Ven y conócelos.

Estos resultados entregan interesantes conclusiones.

Generamos un análisis de segmentación estadístico en base a variables presentes en el estudio Chilescopio 2016 que expresan una actitud de consumo responsable. Por ejemplo, el grado de acuerdo que las personas declaran ante la pregunta “pre­fiero marcas o empresas que apoyen alguna causa social”.

consumidorconsciente

Y sumado al objetivo de identifi­car los tipos de consumidores chilenos que existen en el mercado, se clasificaron los consumidores en cuatro categorías: Apáticos, Comunitario, Medioambientalista-Nacionalista y Consumidor Consciente.

  • Consumidor Apático
    • Menos vinculado con el consumo en general. Y en particular con aquellas actitudes donde hay una consciencia al momento de comprar.
  • Consumidor Comunitario
    • Su actitud de compra refleja un vínculo más fuerte con aquellas marcas que apoyan causas sociales, y comprometidas con la comunidad. Su vínculo social es más fuerte.
  • Consumidor Medioambientalista – Nacionalista
    • Tiene una actitud más centrada en las marcas nacionales y también medioambientales.
  • Consumidor Consciente
    • Su actitud de compra refleja un fuerte vínculo con las actitudes más conscientes y responsable con el ambiente y consigo mismo.

CONTACTOS PARA MAYOR INFORMACIÓN