¡Estamos chatos de estar chatos!

Posted on Actualizado enn

f360cb0f-f61d-490a-92b7-9f07a5ec1499

pato_blog
Patricio Polizzi, Director General, Visión Humana

La expresión “estar chato” significa en nuestro país estar harto de algo. Lamentablemente esta expresión refleja la condición de una significativa parte de los chilenos. Estamos hartos de una lista larguísima de cosas: de los políticos, los malos servicios públicos, los tacos, la discriminación, la desigualdad de oportunidades, la delincuencia, la desconfianza, la injusticia, la agresividad en la calle, el abuso de las empresas, la publicidad engañosa, lo difícil que es ser viejo en esta país, etc., etc., etc.

Sin embargo, creemos que pronto, si es que no está sucediendo ya, se comenzará a incubar un malestar del malestar. Comenzaremos a estar chatos de estar chatos, y empezaremos a buscar transformar esta inconformidad en desafíos y acciones concretas de cambio.

Para que este proceso resulte verdaderamente beneficioso, tendremos que reconocer que no somos tan buenos como país y sociedad como queremos o nos lo quieren pintar (¿Chilenos liberales? ¿Chilenos globalizados?, ¿Chilenos tolerantes?, ¡Por favor!). Segundo, entender que el problema no es de algunos sino que es de todos, es sistémico. Tercero, debemos comprender de verdad qué es lo que realmente nos molesta, ya que la rabia generalizada no puede estar sustentada sólo en que allá afuera está todo mal (¡Eso es de adolescente!).

Y por último, a partir de ahí, comenzar a visualizar las opciones de salida que juntos (si, juntos) como sociedad deberemos construir, en el marco de una serie de aspiraciones que también tendremos que consensuar (juntos, también), ya que no son las mismas de antes.

Los resultados de la versión 2016 de Chilescopio que se lanzará a fines de este mes, investigación anual de tendencias de los chilenos, no vienen más alentadoras que en años pasados. En este escenario, las empresas como actores sociales tienen una gran oportunidad. Pero que para concretarla se requiere asumir una postura distinta a la que han venido desarrollando. Basta de seguir defendiéndose y empezar a escuchar más. O seguir insistiendo en relatos de mundo perfecto, feliz o aspiracional, desconectados de las vivencias de malestar cotidiano de la gente. O creer que los problemas se resuelven con tácticas comunicacionales y de marketing, cuando lo que hay que hacer es escuchar y observar más que nunca y co-construir con la gente común y corriente.

Y también dejémonos de cuentos como sociedad. De patriotismo exacerbado, de creernos los lindos de Sudamérica, de que todo se resuelve con goles de la selección de fútbol, con un asado familiar los días domingos o con comprar alguna cosita en el mall. Y reconocer que, en el fondo, este mal sabor de boca social es porque en alguna medida no nos gustamos tanto ni cómo somos ni cómo nos relacionamos. Pero para eso debemos sincerarnos, hacer buenos diagnósticos que sean verdaderos puntos de partida y dejar de envolvernos en discursos autocomplacientes que sedan la inconformidad y el impulso a emprender el cambio.

Para más información del estudio puedes escribir a ppolizzi@visionhumana.cl o visitar el brochure del estudio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s