Trabajo

En casa de herrero, no puede haber cuchillo de palo

Posted on Actualizado enn

work

daniel_radar
Daniel Rodríguez D., Director de Investigación y Tendencias, Visión Humana

La generación actual tiene una característica muy particular que se diferencia de las anteriores, y que quizás, es una de las pocas que se pueden extrapolar, de aquel termino norteamericano tan de moda, “millenial”, que no es más que un intento por tipificar a un grupo de individuos asociados a un momento histórico bien definido de USA; dicha característica es la búsqueda de la satisfacción personal por sobre la laboral. Más que un buen salario, buscan una buena experiencia en el trabajo: crecimiento profesional, tiempo flexible, buen ambiente, conveniencia, etc.

¿Y no es eso lo que las empresas, instituciones y marcas quieren ofrecer a sus clientes? ¿Experiencias inolvidables?

Como dice el refrán: “el ejemplo empieza por casa”; si quieres que tu cliente tenga una buena experiencia, tienes que asegurarte de que tus trabajadores tengan una buena experiencia también. No importa cuánto tiempo se haya invertido en conocer las aspiraciones, demandas y expectativas de tus clientes y consumidores, sino inviertes la misma calidad de tiempo en tus propios trabajadores; ellos notarán esto y se reflejará en su desempeño.

No se puede desligar la experiencia del trabajador de la del cliente; implementar una propuesta de valor, implica también arrojar una mirada introspectiva para conocer las aspiraciones, expectativas, demandas y estilos de vida de tus propios empleados. El no alinear la experiencia interna (identidad, clima y cultura organizacional) con la externa (experiencia y viaje del usuario) puede dejar inerte cualquier propuesta de valor; El trabajador tiene que tener la certeza de la experiencia que su empresa o institución ofrece, para que le encuentra sentido a la misión, visión y objetivos de la misma, de lo contrario no podrá trasmitir algo en lo que no cree.

El principal capital que tiene una organización es el humano, y en un contexto donde se está redescrubriendo la dimensionalidad relacional de los vínculos que establecen los consumidores y clientes con su entorno (Chilescopio 2016 y ADN Tendencias 2016), no solo es poco estratégico, sino negligente, el hacer de lado la participación e inclusión de los trabajadores en el diseño, renovación o lanzamiento de una propuesta de valor.

Es por eso que en casa de herrero no puede haber cuchillo de palo, si quieres generar una experiencia inolvidable para tus clientes y consumidores, tienes que generarla también para tus empleados.

En Visión Humana somos expertos en crear valor no solo para tus productos y servicios, sino para tu estructura organizacional; a través de nuestro conocimiento de la cultura chilena, te ayudamos a conseguir está importante alineación estratégica.

CONTACTOS PARA MAYOR INFORMACIÓN

El choque de visiones en el mundo del trabajo chileno

Posted on Actualizado enn

f360cb0f-f61d-490a-92b7-9f07a5ec1499

pato_blog
Patricio Polizzi, Director General, Visión Humana

Estamos en un contexto en que todo se cuestiona y se critica, independientemente de la condición económica, ya que las demandas parecen reflejar no sólo carencias, sino que nuevas aspiraciones. Y en este proceso, no es raro que las personas sean portadoras de visiones disímiles sobre algo que, por mucho tiempo, se daba por sentado.

Algo de esto se refleja en el vínculo que los chilenos desarrollamos con el trabajo, según el Estudio Zoom al Trabajo 2016, investigación realizada anualmente en base a encuestas presenciales a cerca de 1.500 trabajadores chilenos, y que realiza la Escuela de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez y la consultora Visión Humana desde el año 2010.

Como muestran los resultados, los trabajadores chilenos son muy críticos de la realidad social del país. Sólo un 19% cree que en este país hay igualdad de oportunidades y una cifra similar está de acuerdo con las reglas de funcionamiento de nuestra sociedad. Qué decir del juicio que tienen del estado de las relaciones entre trabajadores y las empresas: sólo un 14% está de acuerdo con que en nuestro país se respetan los derechos de los trabajadores y la misma proporción califica que las relaciones entre trabajadores y empresas son buenas.

Esto parece reflejar que los trabajadores chilenos son portadores de una configuración de aspiraciones que no está en sintonía con lo que logra proponer y desarrollar nuestro actual modelo de sociedad. Sin embargo, un choque similar de visiones también se estaría dando dentro de las mismas organizaciones. Sin perjuicio que muchas empresas abogan por la innovación, competitividad y la meritocracia, es la búsqueda de mayor certeza, equilibrio y dignidad lo que se aprecia como las motivaciones esenciales de los trabajadores chilenos. Este choque de visiones, obviamente, se manifiesta de manera mucho más soterrada, dado el resguardo que se toma de ir contra la corriente de quiénes dirigen y así sostener la necesaria estabilidad laboral.

Otro ejemplo de lo anterior, es que las empresas siguen pregonando por estilos de liderazgo orientados al logro, creativos y movilizadores. Sin embargo, los trabajadores chilenos declaran que lo que más valoran de un jefe es que éste sea respetuoso (63% está de acuerdo con esto), honesto (60%) y que cumple lo que promete (59%). Y es que aquí también, se hace presente otra condición de buena parte de los trabajadores chilenos: la fuerte esperanza de trabajar en lugares en que prevalezcan las relaciones humanas y se pueda confiar. Nada más básico, nada más importante y nada más difícil de cumplir en un contexto de progresiva instrumentalización de las relaciones y donde la desconfianza es una condición y una verdadera estrategia de defensa interpersonal.

Las empresas deben reconocer este choque de visiones, entre lo que ellas promulgan y lo que aspiran verdaderamente los trabajadores. Y dejar de asumir que la falta de rechazo expreso implica es un real alineamiento. De manera de instalar conversaciones abiertas y honestas que permitan integrar las distintas aspiraciones para el beneficio mutuo.

Para más información del estudio puedes ver el informe público estudio Zoom al Trabajo o escribir a: ppolizzi@visionhumana.cl

La empresa que queremos los chilenos

Posted on Actualizado enn

nubedepalabras

Nube de palabras elaborada en base a las asociaciones espontáneas de 40 entrevistados respecto del concepto «Bien Común».
Estudio ADN de Mercados. Visión Humana 2015.

 

La idea de “bien común” no es habitual en las conversaciones cotidianas de los chilenos ni en los debates de los círculos de poder institucional de nuestro país.

Hablar por tanto, del bien común y del rol de las empresas en su defensa, promoción o profundización, abre un campo de amplios vacíos. Más aún cuando el leitmotiv de nuestra sociedad se instala contundentemente sobre los bienes “privados” o “particulares”.

Distinta es la situación en otras latitudes, donde los esfuerzos por fertilizar el territorio del bienestar compartido -que además, se funda en prácticas éticas, inclusivas, participativas y horizontales- empiezan a ser consistentes[1].

graficoempresas
¿Entonces…que empresa queremos hoy los chilenos?

Creemos que es cuestión de tiempo que esas iniciativas prosperen en Chile, como reacción esperable y necesaria de una sociedad que ha sido profundamente golpeada en el último año por grandes escándalos de corrupción y colusión.

A pesar de la baja disposición percibida por las empresas y los empresarios actuales, los consumidores tienen ideas claras de cuáles son los espacios donde las empresas podrían contribuir y de dónde, realmente, deberían dar sus primeros pasos.

Estas áreas entregan las primeras pistas sobre las expectativas de los consumidores, es decir, sobre cuál es la empresa que queremos los chilenos.

Más info en Informe Público estudio “La empresa que queremos”

[1] Ver por ejemplo: EBC-Christian Felber, Banca Ética:Triodos Bank, COMERCIO JUSTO – FAIR TRADE.