La “Como-Manía” de los chilenos

Posted on Actualizado enn

pame_bn_ch
Pamela Arluciaga, Directora de Investigaciones y Tendencias, Visión Humana

De la mano de la pronta entrada en vigencia de la Ley de Etiquetado de Alimentos, más conocida como Ley Super Ocho, la calidad nutricional de nuestra dieta -y sus consecuencias sobre la salud y la estética- vuelve a tomarse los titulares.

“En las últimas décadas, de la mano del boom de la industria alimenticia, las comidas procesadas han sido uno de los principales responsables del aumento del sobrepeso y la obesidad por toda Latinoamérica, según denuncia la OMS. En total, cuatro países han sobrepasado ya los niveles considerados de riesgo (un índice de masa corporal medio de 25): Argentina, Uruguay, Chile y México, mientras que un 50% de los adultos de todo el continente ya sufren sobrepeso.”

FUENTE: eleconomistaamerica.cl

En el Minsal hay un diagnóstico claro: la salud de amplios sectores de la población, está siendo víctima de cambios en nuestros hábitos y prácticas, motivados en muchos casos por un estilo de vida “fast”, sin tiempo:

“Dejamos de lado la alimentación culinaria y lo cambiamos por procesados… yo diría que efectivamente se perdió la preparación culinaria tradicional, los guisos, las sopas. Sin embargo, hay un movimiento -nuevo todavía- que está con esto de volver a la preparación, al cultivo en el hogar, en las escuelas o en las comunidades.”

Jefa Depto. Nutrición y Alimentos, División Políticas Públicas Saludables y Promoción, Subsecretaría de Salud Pública, Ministerio de Salud

En línea con lo anterior, junto a la normativa que establece nuevos marcos regulatorios para las empresas de la industria de la alimentación -y, por lo tanto, nuevos desafíos para llegar a los consumidores- se visualiza el emerger de un conjunto de nuevas valoraciones y atribuciones de sentido a los alimentos, las ocasiones de consumo, los lugares de consumo y la forma en que nos relacionamos con un espacio que ha ganado inusitado protagonismo en nuestras casas: la cocina.

Nuestras 5 Macrotendencias y Microtendencias!

macrotendencias
Fuente: Estudio COMOTENDENCIAS, Visión Humana 2016

“Normalmente no me siento a comer, sobrevivo en base a lo que pueda comer mientras camino o pueda comprar mientras ando en la calle” Mujer, 24 años

“Comía en la calle, aún como, pero trato de no comer completos y churrascos, cosas malas para la salud y que engordan. Ahora compro ensaladas de frutas que venden en la calle, sushi, cosas más elaboradas”  Hombre, 32 años

“No consumo medicamentos, de ningún tipo. Prefiero levantarme con cosas más naturales, como agua de yerbas” Hombre, 55 años

Así, más allá de las políticas públicas que buscan regular la industria, es notorio el desarrollo de un nuevo telón de fondo para el consumo de alimentos, entendido como su compra, almacenamiento y preparación, al que se suman los nuevos grupos de demandas específicas que influencian el consumo de sus grupos de pertenencia: vegetarianos, veganos, e intolerantes a la lactosa o el gluten.

Las empresas y marcas que estén en búsqueda de oportunidades para sintonizar con las nuevas demandas, más allá de la regulación a la industria, pueden encontrar en nuestro estudio COMOTENDENCIAS DE LOS CHILENOS, ejemplos y claves concretas para conectar con las tendencias emergentes en el mercado de la alimentación en Chile.

Más información con: parluciaga@visionhumana.cl o visitar el brochure de estudio en sección publicación de www.visionhumana.cl
Anuncios

Dime que canal ves y te diré quién eres

Posted on Actualizado enn

 

felipe_bn_ch
Felipe Cáceres M., Director de Análisis e Innovación, Visión Humana

A pesar de la explosión de las plataformas multimedia, la televisión sigue manteniendo un sitial principal en la vida de los chilenos, siendo parte importante de nuestra cotidianidad: comemos junto a ella, le dejamos a cargo nuestros hijos, nos cura el estrés, nos divierte, nos informa, nos educa. En cierta manera podríamos decir que somos lo que vemos en la TV.

Desde ese punto de vista, sus espectadores no sólo pueden ser comprendidos a partir de cifras de audiencia o variables socio demográficas, sino que también entendiéndolos como individuos que otorgan sentido a sus preferencias televisivas. Esto implica reconocer que existen diversos perfiles socioculturales asociados al acto de ver TV a partir de cómo los individuos se sienten interpelados con ciertas tramas, puntos de vista y opciones de identificación.

La ventaja de esta perspectiva es que toma en cuenta también que la misma televisión crea su propia audiencia a partir del contenido emitido, por lo que resulta fundamental entender cómo se entiende y de qué manera es decodificado ese contenido.

Si los hábitos televisivos nos definen, podríamos decir mucho de una persona según su adhesión a ciertos programas, rostros o contenidos específicos: cómo es su estilo de vida, cuál es su posición valórica, etc. Lo mismo podríamos hacer con la preferencia hacia ciertos canales de televisión, por ejemplo, estableciendo las diferencias en cuanto a intereses y motivaciones entre espectadores habituales de History Channel, de MTV o de ESPN.

EstudioTV abierta

¿Podríamos hacer lo mismo con nuestros canales de televisión abierta, es decir pensar en que, de acuerdo a su línea editorial, rostros y contenidos, cada uno de los canales se vincula o conecta de mejor forma con ciertos intereses, actitudes y valores particulares, esto es, con un perfil sociocultural de espectador específico?

Indagando en los significados y asociaciones que los chilenos tienen de la categoría en general, así como también de su percepción sobre los cuatro principales canales de la televisión chilena (Canal 13, CHV, Mega y TVN), a partir de nuestro estudio ADN Mercados: Canales de TV Abierta, notamos que es posible distinguir a grandes rasgos un tipo ideal de espectador para cada canal.

El perfil de los espectadores de Canal 13 es quizás el más tradicional y sobrio de los cuatro. Son personas que valoran tanto la seriedad como el cuidado de las formas. Aquel que sintoniza Canal 13 espera encontrar un cierto marco ético respecto de los contenidos que se transmiten. En ese sentido, su vínculo con la televisión es a través del respeto.

CHV, por el contrario, parece vincularse con un tipo de espectador desenfadado, aquel que prefiere el fondo por sobre las formas. La televisión por tanto debe cumplir la misión de mostrar la realidad tal cual es, sin tapujos. Por ello, su vínculo más característico con la televisión es a través de la autenticidad.

En el caso de Mega, su audiencia se toma los contenidos televisivos de manera liviana y sin grandes complejos. Lo principal es relajarse y olvidarse de las preocupaciones cotidianas, por lo que la función de la televisión no puede ser otra que entretener. De esta forma, su aproximación hacia la televisión es por medio de la distracción.

TVN por su parte logra una especial vinculación con aquellas personas que buscan sentirse convocadas en torno a una actividad o motivo de interés. En ese sentido, la televisión es un elemento de reunión, especialmente en torno a la familia, por lo que debe transmitir un contenido que convoque y haga sentido a todos sus miembros. Su vínculo con la televisión entonces está asociado al valor de la diversidad.

Cabría mencionar por último que al estar hablando de tipos ideales siempre puede existir en la práctica una mezcla entre ellos, aunque generalmente bajo una misma lógica que haga sentido y coherencia a los valores e intereses de cada uno. Así, por ejemplo, un espectador de Mega estaría más cercano a uno de CHV, mientras que la audiencia de TVN estaría más próxima a la de Canal 13.

Si deseas conocer más información del estudio y adquirir la versión 2016 enfocada a tu empresa o producto contacta a parluciaga@visionhumana.cl

¿En qué ámbito los antofagastinos tienen una mayor satisfacción? ¿Cómo se manifestará esta situación en los NSE C1 y D?

Posted on Actualizado enn

Jaime Gatica
Jaime Gatica, Analista de Investigación y Tendencias, Visión Humana

La satisfacción de los antofagastinos C1 y D con diferentes ámbitos de su vida, tiene dos vínculos bien marcados. Por un lado, los de mayores ingresos (C1) centran su satisfacción en un ámbito más privado y personal, mientras que los de menos recursos económicos (D) tiene una satisfacción mayor en el vínculo con los demás. Conoce más de nuestro estudio de imagen, estilo de vida, consumo de medios y consumo de compras, Estudio Imagen y Posicionamiento de Marcas (EIPM).

A nivel total, los antofagastinos tienen una mayor satisfacción con la relación con su familia (64%), estado de salud mental (61%), y círculo de amistades (58%). Sin embargo, hay diferencias muy marcadas entre los dos polos de posición socioeconómica en Antofagasta. Por ejemplo, en promedio el 65% de los antofagastinos C1 está “satisfecho y muy satisfecho” con diferentes ámbitos de su vida, cifra que solamente alcanza un 41% en el segmento D.

La satisfacción con el desarrollo profesional (73%) y estado de salud mental (73%) son los dos ámbitos donde el NSE C1 tiene una satisfacción mayor, mientras que el segmento D, la relación con su familia (52%) y  círculo de amistades (47%) es donde centra su satisfacción.

El logro personal tiene una satisfacción muy grande entre quienes tienen más recursos económicos en Antofagasta. El mayor y mejor acceso a la educación, cultura, salud, que tienen este segmento (C1) de alguna u otra manera te asegura un nivel de satisfacción en la vida mucho mayor que aquellos que tienen menor acceso a estos ámbitos.

graficoEIPMantofa
Fuente: Estudio Imagen y Posicionamiento de Marcas Antofagasta 2015

Está comprobado a partir de diferentes estudios que un mejor entorno social, un mejor aprovechamiento del espacio público, una educación y salud de calidad, van directamente relacionado con una mejor calidad de vida de las personas. Por lo tanto, no es casualidad que aquellos que tienen más ingresos tengan niveles de satisfacción en sus vidas mejores que los que no.

Por último, si bien es bajo el nivel de satisfacción que tiene el segmento D con los diferentes ámbitos de su vida, vale destacar que las relaciones humanas, entre amigos, cercanos o familiares, tiene una satisfacción enorme, no así en el C1 donde este vínculo queda supedita al logro personal y desarrollo individual de las personas.

Si deseas conocer más información del estudio y adquirir la versión 2016 enfocada a tu empresa contacta a jgatica@visionhumana.cl

El síntoma llamado Natalia Valdebenito

Posted on Actualizado enn

pame_bn_ch
Pamela Arluciaga, Directora de Investigaciones y Tendencia, Visión Humana

Uno de los cambios más notorios y recientes en cuanto a visibilidad y afirmación de identidades, es el que se relaciona con las mujeres y la situación de sus derechos, ya no sólo en ámbitos de participación o expresión públicos, donde los hombres han dominado tradicionalmente, sino en cuanto a su presencia y manifestaciones más cotidianas y privadas.

Su protagonismo se ha hecho enormemente visible y se ha generado una oleada de posturas de creciente adhesión, a favor de sus derechos sexuales y reproductivos, de su uso seguro de los espacios públicos, de su derecho a una atención obstétrica libre de violencia, de la igualdad salarial por trabajos equivalentes, de su participación paritaria en espacios de influencia política y técnica, etc.

La omisión de esta perspectiva y la persistencia de un punto de vista que mantiene a las mujeres -simbólica o concretamente- en un rol de sumisión o postergación, se transforma en bochornosas polémicas y deriva en una dura sanción social… hacia prácticas que hasta hace muy -¡muy!- poco tiempo no llamaban la atención de nadie, fuera de los círculos feministas.

Derechosmujer
Ejemplos recientes del súbito desfase en que pueden caer campañas de publicidad como la de Clorox y Wom, y sus polémicas asociadas.

Una evidencia clara de esta transformación, es la rutina humorística de Natalia Valdebenito en el reciente Festival de Viña del Mar que, aplausos más, aplausos menos, tiene el gran mérito de hacer sentido a quienes empiezan a ver a las mujeres o a verse como mujeres, desde una situación de simetría inédita en nuestro país.

Más allá de las diversas formas y grados de impacto que puedan tener este tipo de mensajes, lo notorio es que las mujeres están de vuelta… ¡Y esta vez no vienen solas!

Cada vez más, cuentan con respaldo hacia sus causas y derechos, públicos y privados, especialmente entre los hombres jóvenes.

Nuestra sociedad está saldando su deuda con las mujeres y con lo femenino, y podemos apostar a una profundización de esta tendencia.

Y esto tiene mucho que ver con el consumo, la publicidad y los medios.

Más información sobre cómo mantenerse al día con los cambios en el telón de fondo valórico y actitudinal de los consumidores, ver brochure del estudio  ADN del Consumidor Chileno 2016: Nuevas identidades, las mujeres a la carga y/o contactar a parluciaga@visionhumana.cl

Deportes y actividad física por NSE. ¿Existen diferencias en el tipo de deportes o actividad física que realizan los chilenos/as semanalmente por NSE?

Posted on Actualizado enn

La práctica de actividad deportiva en Chile va al alza. Cada vez es más frecuente ver en nuestros barrios, plazas o vía pública a gente corriendo, levantando pesas o andando en bicicletas, pero ¿Existe alguna diferencia en la realización de estas actividades deportivas por NSE? Conoce más de nuestro estudio Chilescopio 2015.

A nivel total, entre quienes mencionan practicar por lo menos una vez a la semana algún tipo de actividad física o deportes, la más frecuentadas son “Caminar para hacer ejercicios” (42%), “Fútbol” (25%) y “Andar en Bicicletas” (20%).

Así, para los NSE más altos, caminar, correr y andar en bicicleta son actividades deportivas más frecuentadas, principalmente por el medio y entorno en el que se practican. Es de común conocimiento que en sectores socioeconómicos más altos existen más áreas verdes, más comodidades y emplazamientos en torno a plazas y/o espacios públicos, sumado al acondicionamiento óptimo para la práctica de algún tipo de deporte, por lo tanto, estas actividades se realizan en un ambiente propicio para la adecuada práctica, a diferencia de lo que ocurre en donde los niveles socioeconómicos más bajos, ya que casi no cuentan con espacios ni equipamiento para su práctica.

deportes

Si bien el fútbol tiene una masificación transversal, es más frecuentado en los NSE más bajos. Por ejemplo, en el NSE D alcanza un 30% de frecuencia al menos una vez a la semana. Y se podría atribuir a la simpleza en la práctica de este deporte, donde no es necesario contar con óptimas condiciones para practicarlo, sumado a la gran cantidad de publicidad que existe en torno al fútbol, y por último también se puede atribuir al éxito deportivo que está logrando el país a nivel de selección.

Por lo tanto, podemos indicar que:

  • Hay un enlace perfecto entre práctica deportiva y el ambiente y/o espacio en el que se práctica.
  • Así cuando se mejoran las condiciones de los habitantes de una comuna no sólo contribuimos a una mejor calidad de vida, sino que también estamos ante una posibilidad de masificar otro tipo de actividades deportivas que no están al alcance.

Si deseas conocer más información del estudio contacta a jgatica@visionhumana.cl

¿Ser un canal serio o un canal chistoso? El vínculo de los chilenos con los canales de TV abierta

Posted on Actualizado enn

A pesar del auge de las nuevas plataformas de comunicación, las denominadas redes sociales, y de la complejización de los medios de comunicación tradicionales (TV Satelital, SmartTV, Spotify, etc.) que permiten lograr la máxima de ver o escuchar “lo que quiero y cuando quiero”, el consumo de canales de televisión abierta (CTVA) ha tendido a mantenerse casi invariable.

En general, se podría sostener que las personas se vinculan con los CTVA buscando principalmente dos elementos: entretención e información. El equilibrio entre los dos polos representa la situación ideal: uno aporta relajo y distracción y el otro seriedad y contenido.

Existe la percepción sin embargo de que los CTVA han apostado fundamentalmente por la entretención, lo que ha llevado que sean vistos con poco peso y consistencia en su programación y línea editorial.

Esta apuesta de los CTVA si bien coincide con lo que buena parte de las personas señalan buscar en la TV, esto es, un medio para evadir u olvidar los problemas, preocupaciones u obligaciones cotidianas, ha significado al mismo tiempo que sean “poco tomados en serio”, es decir, que sean asociados a programación sólo para “pasar el rato”.

La situación actual muestra en este aspecto poca diferenciación entre los cuatro canales principales, salvo sellos o matices de marca bastante sutiles y que se materializan básicamente en un estilo ligeramente más desordenado o más formal.

Ello deja un vacío importante que hace emigrar a muchas personas hacia otros medios para encontrar la “seriedad” buscada (TV cable, radios, diarios e Internet), especialmente cuando se desea información noticiosa. No por nada los CTVA vienen hace ya varios años progresivamente a la baja en cuanto a credibilidad.

Quedaría en ese sentido un espacio vacante por conquistar dentro de los CTVA: el de transformarse en el “canal con contenido”. ¿Cómo lograrlo sin perder el equilibrio con el polo de la distracción? Aquí te damos un par de pistas.

  • Los programas infantiles son un tipo de programación muy asociada a un contenido educativo y de entretención al mismo tiempo pero que, salvo honrosas excepciones, ha casi desaparecido de la TV abierta.
  • El “periodismo de investigación”, ese que fiscaliza y se pone en defensa de los intereses y demandas de la ciudadanía, imprime también ese “rol social” que se demanda de los CTVA.

Si quieres conocer más sobre el vínculo entre los chilenos y los canales de televisión abierta y las percepciones y evaluaciones que se tiene de cada uno de ellos, pregunta por nuestro estudio ADN Mercados: Canales de TV Abierta.

La empresa que queremos los chilenos

Posted on Actualizado enn

nubedepalabras

Nube de palabras elaborada en base a las asociaciones espontáneas de 40 entrevistados respecto del concepto «Bien Común».
Estudio ADN de Mercados. Visión Humana 2015.

 

La idea de “bien común” no es habitual en las conversaciones cotidianas de los chilenos ni en los debates de los círculos de poder institucional de nuestro país.

Hablar por tanto, del bien común y del rol de las empresas en su defensa, promoción o profundización, abre un campo de amplios vacíos. Más aún cuando el leitmotiv de nuestra sociedad se instala contundentemente sobre los bienes “privados” o “particulares”.

Distinta es la situación en otras latitudes, donde los esfuerzos por fertilizar el territorio del bienestar compartido -que además, se funda en prácticas éticas, inclusivas, participativas y horizontales- empiezan a ser consistentes[1].

graficoempresas
¿Entonces…que empresa queremos hoy los chilenos?

Creemos que es cuestión de tiempo que esas iniciativas prosperen en Chile, como reacción esperable y necesaria de una sociedad que ha sido profundamente golpeada en el último año por grandes escándalos de corrupción y colusión.

A pesar de la baja disposición percibida por las empresas y los empresarios actuales, los consumidores tienen ideas claras de cuáles son los espacios donde las empresas podrían contribuir y de dónde, realmente, deberían dar sus primeros pasos.

Estas áreas entregan las primeras pistas sobre las expectativas de los consumidores, es decir, sobre cuál es la empresa que queremos los chilenos.

Más info en Informe Público estudio “La empresa que queremos”

[1] Ver por ejemplo: EBC-Christian Felber, Banca Ética:Triodos Bank, COMERCIO JUSTO – FAIR TRADE.