Boletín Radar Julio 2016

El consumidor ideológico y la oportunidad para las empresas y marcas

Posted on Actualizado enn

pato_blog
Patricio Polizzi, Director General, Visión Humana

Pasamos por una etapa de importante crítica y cuestionamiento respecto del funcionamiento de nuestra sociedad. Sólo un 35% de los chilenos está contento con el país y un 24% piensa que está avanzando, según cifras de Chilescopio 2015. Y las expectativas de cambio son radicales y compartidas por prácticamente la mayoría.

RSE5_1.jpgEn este contexto de cuestionamiento social es ingenuo pensar que los consumidores le van a seguir pidiendo más de lo mismo a las empresas y sus marcas. Es bastante probable que la creciente politización de la sociedad se traslade en alguna medida a la relación con las empresas y sus marcas. Esto va a implicar asumir posiciones más claras sobre temas socialmente aspirados por la gente y donde no se vislumbran actores válidos que se hagan cargo.

En este sentido, creemos que el consumidor chileno comenzará a valorar a las empresas y marcas que hagan un aporte honesto y efectivo al fortalecimiento de una mejor sociedad. Estamos hablando, entonces, del surgimiento de un vínculo ideológico entre el consumidor, las empresas y sus marcas, sustentado en la afinidad de valores y creencias respecto de ideales de sociedad que se busca desarrollar. Más que una compra es un acto de adhesión sustentada en el proyecto de sociedad y estilo de vida que una empresa o marca propone. Donde no basta con lo qué se vende o qué experiencia logras hacer sentir, sino que el foco es en el para qué se está o que contribución importante se hace a la vida de todos. Si esos propósitos están en sintonía con los ideales de sociedad de los consumidores, se generará un vínculo ideológico.

Podríamos, entonces, representar las distintas “capas” del vínculo con una marca como muestra la siguiente figura, donde el componente ideológico sería la nueva “capa” que se estaría incorporando.

consumidorideologico

Ahora bien, sabemos que las empresas no cuentan con las mayores cuotas de prestigio: sólo un 23% declara confiar en las empresas, según Chilescopio 2015. Pero si poseen un capital incuestionable: su importante nivel de influencia y su capacidad histórica de entregar soluciones eficaces a necesidades de las personas (sus productos o servicios).

La oportunidad para las empresas y sus marcas en este escenario no deja de ser interesante: desde la capacidad superior de entregar buenas soluciones a la vida cotidiana de los chilenos, comenzar a restablecer las confianzas de los consumidores entregando soluciones que contribuyen al fortalecimiento del bien común, dotándolas de mayor sentido de propósito.

Un paso importante en la contribución social que una empresa puede hacer, en un contexto de muchas expectativas y de ausencia de actores capaces de hacerse cargo.

Anuncios

Desaceleración: Una oportunidad para la innovación

Posted on Actualizado enn

pame_bn_ch
Pamela Arluciaga Directora de Investigaciones y Tendencias Visión Humana

Nada más acercarse el 2016 vimos aparecer oleadas de rumores, temores, malos augurios y… reacciones en coherencia con ello.

Que la desconfianza del consumidor, que la falta de legitimidad de las instituciones, que las reformas del gobierno… las explicaciones son diversas e incluso contradictorias, según se mire desde el ámbito de la política o desde el de la economía. Pero para ciertos efectos, eso es lo de menos.

Aterrizando en cifras, el `Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2016`, presentado este martes por la Cepal sentencia que “para América del Sur se espera una contracción de -2,1% en 2016, afectada principalmente por un deterioro en sus términos de intercambio, una menor demanda externa y una importante desaceleración de la demanda interna, que refleja una significativa caída en la inversión doméstica”[1].

Así están las cosas.

¿Qué camino tomará tu empresa?

Los escenarios de crisis -desaceleración en nuestro caso- suelen ser interpretados por los líderes de diferentes rangos y sectores, como entornos hostiles a la innovación.

Sin embargo, en Visión Humana creemos que nada puede ser más acertado que buscar alternativas, cuando las soluciones conocidas no ofrecen resultados satisfactorios.

Pensando en entregar herramientas efectivas para conectar con los consumidores en mercados sensibles a los vaivenes de la economía, pensamos para este 2016 en una batería de 3 estudios cualitativos sindicados:

  • ADN Mercado Tiempo libre y Ocio
  • ADN Mercado Finanzas Personales
  • ADN Mercado Autocuidado y bienestar

A través de técnicas que favorecen la identificación de insights poderosos, buscamos ofrecer resultados relevantes y accionables para cualquier empresa que opere en dichos mercados, ayudando a sintonizar con las emociones, así como con las soluciones que los consumidores demandan en un escenario como el actual.

ADNMercados2016

Es hora de mirar más allá

Estamos convencidos de que existen buenas oportunidades, y de que -para encontrarlas- hay que ir más allá, trascendiendo la comprensión tradicional de la oferta.

¡Te invitamos a participar de nuestros ADN Mercados 2016 para descubrir esas oportunidades!

Aprovecha la venta en verde del estudio. Para mayor información visita el brochure del ADN Mercados 2016  o escribe a parluciaga@visionhumana.cl

[1] En la web: http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=274889. 27.07.2016

El arte y oficio de detectar tendencias de consumo

Posted on Actualizado enn

felipe_bn_ch
Felipe Cáceres, Director de Innovación y Tendencias, Visión Humana

f360cb0f-f61d-490a-92b7-9f07a5ec1499

Identificar tendencias de consumo entrega la posibilidad de conectarse con los valores y prácticas emergentes y aún latentes de las personas, lo que amplía las oportunidades de innovación y de vinculación efectiva con las nuevas expectativas y demandas de productos y servicios.

Esta capacidad de anticipar escenarios, en un contexto de cambios acelerados e inciertos que enfrenta a las organizaciones y empresas a nuevos desafíos de manera constante, representa un insumo clave para la sustentabilidad y el éxito de las estrategias políticas y comerciales.

Detectar tendencias de consumo, sin embargo, está lejos de ser una ciencia. Más bien se parece a un oficio. Aquí no hay un manual predeterminado, sino que es el propio investigador quien debe construir su objeto de estudio, definir una estrategia que oriente su trabajo y seleccionar las herramientas de producción de información más idóneas para cada investigación.

Es precisamente el cruce de disciplinas lo que explica en buena medida la eficacia de la detección de tendencias. Y es que las personas no sólo son consumidores, sino que sujetos que se mueven en diferentes ámbitos de la vida, por lo que se debe estar abierto a lograr conexiones entre distintas realidades y ver nexos donde aparentemente no hay nada en común.

Consecuentemente, a diferencia de la proyección matemática, la investigación de tendencias de consumo contiene un carácter eminentemente interpretativo, ya que se apalanca en gran medida de elementos de naturaleza sociocultural, por lo que las tendencias suelen expresarse en señales sutiles y en apariencia inconexas.

Ello implica observar, distinguir e interpretar las primeras señales, inclinaciones o predisposiciones que se transformarán luego en patrones dominantes en el estilo de vida de las personas. En ese sentido, la detección de tendencias de consumo conlleva una importante cuota de curiosidad, imaginación y deducción.

Por lo mismo, la investigación de tendencias de consumo difiere de la investigación de mercado tradicional. Esta última tiende a mirar hacia atrás, es decir, se basa en datos que reflejan estilos de vida y consumo ya establecidos. Y si bien esos datos son necesarios para respaldar un buen estudio y análisis de tendencias, son insuficientes para descubrir las oportunidades del futuro.

De esta forma, para ejercer como investigador de tendencias de consumo se necesita un lado creativo. No conformarse con lo obvio o con las relaciones más visibles sino que, por el contrario, pensar caminos más aleatorios de búsqueda, incorporando diferentes perspectivas y herramientas. Como decía alguien por ahí, mientras más diferentes sean las partes que se combinen, más oportunidades de innovación habrá.

Si quieres saber más sobre las tendencias de los chilenos puedes mirar el brochure del Estudio ADN del Consumidor 2016 o escribir a parluciaga@visionhumana.cl