Boletín Radar Marzo 2016

¿Ser un canal serio o un canal chistoso? El vínculo de los chilenos con los canales de TV abierta

Posted on Actualizado enn

A pesar del auge de las nuevas plataformas de comunicación, las denominadas redes sociales, y de la complejización de los medios de comunicación tradicionales (TV Satelital, SmartTV, Spotify, etc.) que permiten lograr la máxima de ver o escuchar “lo que quiero y cuando quiero”, el consumo de canales de televisión abierta (CTVA) ha tendido a mantenerse casi invariable.

En general, se podría sostener que las personas se vinculan con los CTVA buscando principalmente dos elementos: entretención e información. El equilibrio entre los dos polos representa la situación ideal: uno aporta relajo y distracción y el otro seriedad y contenido.

Existe la percepción sin embargo de que los CTVA han apostado fundamentalmente por la entretención, lo que ha llevado que sean vistos con poco peso y consistencia en su programación y línea editorial.

Esta apuesta de los CTVA si bien coincide con lo que buena parte de las personas señalan buscar en la TV, esto es, un medio para evadir u olvidar los problemas, preocupaciones u obligaciones cotidianas, ha significado al mismo tiempo que sean “poco tomados en serio”, es decir, que sean asociados a programación sólo para “pasar el rato”.

La situación actual muestra en este aspecto poca diferenciación entre los cuatro canales principales, salvo sellos o matices de marca bastante sutiles y que se materializan básicamente en un estilo ligeramente más desordenado o más formal.

Ello deja un vacío importante que hace emigrar a muchas personas hacia otros medios para encontrar la “seriedad” buscada (TV cable, radios, diarios e Internet), especialmente cuando se desea información noticiosa. No por nada los CTVA vienen hace ya varios años progresivamente a la baja en cuanto a credibilidad.

Quedaría en ese sentido un espacio vacante por conquistar dentro de los CTVA: el de transformarse en el “canal con contenido”. ¿Cómo lograrlo sin perder el equilibrio con el polo de la distracción? Aquí te damos un par de pistas.

  • Los programas infantiles son un tipo de programación muy asociada a un contenido educativo y de entretención al mismo tiempo pero que, salvo honrosas excepciones, ha casi desaparecido de la TV abierta.
  • El “periodismo de investigación”, ese que fiscaliza y se pone en defensa de los intereses y demandas de la ciudadanía, imprime también ese “rol social” que se demanda de los CTVA.

Si quieres conocer más sobre el vínculo entre los chilenos y los canales de televisión abierta y las percepciones y evaluaciones que se tiene de cada uno de ellos, pregunta por nuestro estudio ADN Mercados: Canales de TV Abierta.

Anuncios

La empresa que queremos los chilenos

Posted on Actualizado enn

nubedepalabras

Nube de palabras elaborada en base a las asociaciones espontáneas de 40 entrevistados respecto del concepto «Bien Común».
Estudio ADN de Mercados. Visión Humana 2015.

 

La idea de “bien común” no es habitual en las conversaciones cotidianas de los chilenos ni en los debates de los círculos de poder institucional de nuestro país.

Hablar por tanto, del bien común y del rol de las empresas en su defensa, promoción o profundización, abre un campo de amplios vacíos. Más aún cuando el leitmotiv de nuestra sociedad se instala contundentemente sobre los bienes “privados” o “particulares”.

Distinta es la situación en otras latitudes, donde los esfuerzos por fertilizar el territorio del bienestar compartido -que además, se funda en prácticas éticas, inclusivas, participativas y horizontales- empiezan a ser consistentes[1].

graficoempresas
¿Entonces…que empresa queremos hoy los chilenos?

Creemos que es cuestión de tiempo que esas iniciativas prosperen en Chile, como reacción esperable y necesaria de una sociedad que ha sido profundamente golpeada en el último año por grandes escándalos de corrupción y colusión.

A pesar de la baja disposición percibida por las empresas y los empresarios actuales, los consumidores tienen ideas claras de cuáles son los espacios donde las empresas podrían contribuir y de dónde, realmente, deberían dar sus primeros pasos.

Estas áreas entregan las primeras pistas sobre las expectativas de los consumidores, es decir, sobre cuál es la empresa que queremos los chilenos.

Más info en Informe Público estudio “La empresa que queremos”

[1] Ver por ejemplo: EBC-Christian Felber, Banca Ética:Triodos Bank, COMERCIO JUSTO – FAIR TRADE.